Cuéntame un cuento...

...o una historia, o una anécdota... Simplemente algo que me haga reir, pensar, soñar o todo a la vez, si cabe ..Si quereis mandarme alguna de estas, hacedlo a pues80@hotmail.com..

miércoles, agosto 9

Los diez peores presidentes de E.E.U.U.



(Un artículo de Luis Algorri en la revista Tiempo del 18 de noviembre de 2016. Supongo que será válido hasta que valoren algunos de los recientes, claro...)

Hay decenas de listas de este pelotón de los torpes, hechas por ilustres historiadores. Esta es una síntesis de algunas de ellas. ¿Habrá que hacer sitio en el futuro para Donald Trump?

1. James Buchanan (Demócrata Desde 1857 a 1861). Es de los pocos fijos en todas las listas de calamidades presidenciales. Cuando el Estado de Carolina del Sur anunció su determinación de abandonar la Unión, Buchanan no mostró la menor determinación para impedirlo: simplemente abandonó las instalaciones militares, lo cual quiere decir que se rindió. Y el mismo año del final de su mandato comenzó la guerra civil estadounidense. Buchanan no hizo nada importante para combatir el sentimiento secesionista... ni la guerra, que quizá consideraba inevitable.

2. George W. Bush (Republicano Desde 2001 a 2009). Los historiadores suelen exigir el paso de unos cuantos años (bastantes) para que la opinión sobre una figura histórica sea firme, pero con Bush junior no tienen dudas: fue un desastre. Se comportó con poca valentía durante los atentados del 11-S. Metió a EEUU en una guerra contra un país (Afganistán) que no suponía una amenaza real para nadie. Mintió descaradamente con las “armas de destrucción masiva” de Irak. Sus ideas costaron millones de vidas. En su tiempo se desató la terrible crisis... Lo tiene todo.

3. Andrew Johnson (Demócrata Desde 1865 a 1869). Otro de los que salen en todas las listas de torpes. Este hombre llegó a la presidencia sin haber sido elegido: era el vicepresidente de Abraham Lincoln, asesinado un mes y pico después de su segunda toma de posesión. Y era todo lo contrario a su antecesor: Un racista de tomo y lomo que pretendía mantener el Sur como “el país del hombre blanco” y que obstaculizó cuanto pudo los derechos de los negros. Fue el primer presidente en violar la ley: se libró de la destitución por un solo voto.

4. John Tyler (Whig Desde 1841 a 1865). También este hombre llegó a presidente desde la vicepresidencia, no por los votos. Sucedió a William Harrison, que murió de neumonía al mes de ocupar la Casa Blanca. Tyler logró la incorporación de Texas, pero lo primero que hizo fue permitir allí el sistema esclavista. Se le acusó de favorecer únicamente a la gente de su partido... que pidió su inhabilitación sin éxito. Y era un completo sudista: en la guerra civil fue un ferviente confederado y combatió la existencia misma del país que él había presidido... tan mal.

5. Richard Nixon (Republicano Desde 1969 a 1974). Tricky Dicky (Ricardito el tramposo, como le llamaba muchísima gente) fue el único presidente estadounidense que dimitió... muy poco antes de que lo destituyeran mediante un clamoroso impeachment. Se anotó la derrota de EEUU en Vietnam y estuvo detrás de atrocidades como el golpe de Estado de Pinochet en Chile, que ha pasado a la historia negra de los derechos humanos. Le cayó encima la crisis del petróleo de 1973... Pero lo que acabó con él fueron el Watergate, sus trampas y sus mentiras.

6. Warren G. Harding (Republicano Desde 1921 a 1923). Este presidente, el sexto que murió durante su mandato (un ataque cerebro-vascular), ha pasado a la historia como el jefe de la pandilla de Ohio: un grupo de amigos del presidente que se convirtió en algo muy parecido a una mafia que aceptaba sobornos, traficaba con influencias, acaparaba puestos y, en fin, robaba cuanto podía. El caso más sonado fue el Teapot Dome, un asunto de manejo sobre reservas de petróleo que acabó con condenas de cárcel. Eso y sus líos de faldas acabaron con su prestigio.

7. Franklin Pierce (Demócrata Desde 1853 a 1857). El decimocuarto presidente fue nombrado candidato por su partido en una convención dificilísima en la que había muchos candidatos de peso: acabó saliendo Pierce para deshacer un empate eterno. En plena crisis por la legalidad de la esclavitud, que precedió a la guerra civil, este norteño de pura cepa tomó claramente partido por el esclavismo. Fue el único presidente al que su propio partido, tras concluir su primer cuatrienio, negó la nominación para optar a un segundo mandato. Cómo sería.

8. Herbert Hoover (Republicano Desde 1929 a 1933). Llegó a la presidencia arropado por la prosperidad de los años 20. Pero era firme partidario de la Ley Seca (que se demostró un disparate) y de hacer de América un lugar feliz... solo para los blancos protestantes. Cuando sobrevino la Gran Depresión de 1929, Hoover dijo que no había motivo de alarma, que era una crisis pasajera y que el mercado se curaría solo, lo que provocó el empobrecimiento y casi el colapso de la nación. Cuando se presentó a la reelección, la paliza que le dio Franklin D. Roosevelt fue tremenda.

9. Ronald Reagan (Republicano Desde 1981 a 1989). Quince de cada cien estadounidenses piensan que fue el peor de todos. Otros lo sitúan entre los mejores. Apoyó y armó a los yihadistas de Afganistán con el solo objetivo de incordiar a los soviéticos y de ahí nació el régimen talibán. Apoyó a Sadam Hussein en su lucha contra Irán y a los contras en su subversión del régimen nicaragüense. Pero sobre todo le acusan de ser un títere de las grandes corporaciones y de sentar las bases del neoliberalismo. En su haber: la caída del Muro de Berlín y su lucha contra la URSS.

10. Millard Fillmore (Whig Desde 1850 a 1853). A pocos presidentes les cabe el alto honor de haber acabado con su propio partido. Eso fue lo que logró Fillmore. Incorporó a California a la Unión y decía que estaba en contra de la esclavitud, pero intentó imponer una ley que permitiera devolver a los esclavos fugitivos, que habían conseguido escapar al Norte, a sus dueños del Sur. Esa ley estaba en el llamado “Compromiso de 1850”, que provocó la crisis definitiva y la desaparición del partido Whig, liberal y anticatólico, imitador del británico. Fue el último presidente whig.

Etiquetas: ,

Free counter and web stats