Cuéntame un cuento...

...o una historia, o una anécdota... Simplemente algo que me haga reir, pensar, soñar o todo a la vez, si cabe ..Si quereis mandarme alguna de estas, hacedlo a pues80@hotmail.com..

lunes, mayo 17

Lógica futbolera

(Leído en la batisfera -una de las bitácoras del adn.com- hace ya un tiempo)

El partido clasificatorio entre Barbados y Granada en la Copa Shell del Caribe de 1994 no pudo ser más extraño. Para pasar a la siguiente ronda, Barbados tenía que ganar por dos goles de diferencia, y cualquier otro resultado haría que fuera Granda quien pasara a la siguiente ronda. Si el partido terminaba en empate habría prórroga, y en este caso, según una extraña regla del torneo establecida para segurar un resultado y evitar empates, el primer equipo que marcase tendría la victoria por 2-0. Esto es, ganara quien ganara en la prórroga -terminada cuando algún
equipo marcase-, lo haría por dos goles.

A cinco minutos del final, y tras un gol de Granada en el minuto 83, Barbados ganaba 2-1. Es decir, quedarían fuera del torneo (necesitaban un 3-1). Como era complicado que consiguieran marcar otro gol atravesando la sólida defensa del Granada, decidieron, siguiendo una lógica impecable, que era más sencillo meterse un autogol para quedar 2-2 e irse a la prórroga. Y así lo hicieron, consiguiendo un 2-2 en el minuto 87, lo que los llevaba directamente a la prórroga.

Los jugadores de Granada, que no eran estúpidos, se dieron cuenta segundos más tarde de lo que planeaban sus rivales y comenzaron a intentar meterse un gol en su portería. Y es que daba lo mismo una portería u otra ya que se clasificarían si perdieran o ganaran por un gol. Por supuesto, Barbados intentó evitar ese gol, defendiendo la portería de Granada, sin dejar de defender la propia.

Esto llevó a una escena extraña cuando menos. Durante los últimos minutos del partido los espectadores pudieron contemplar como ambos equipos defendían la portería contraria mientras los porteros intentaban desesperadamente que la pelota entrara en su red.

Estas maniobras llevaron al partido a una prórroga en la que Barbados finalmente marcó, consiguiendo la tan deseada victoria por 2-0 y con ella el paso a la siguiente fase.

James Clarkson, el entrenador de Granada, dió una variación del discurso típico de derrota: "Me siento engañado", dijo. "La persona que inventó estas reglas es un candidato para el manicomio. El partido nunca debería haberse jugado con los jugadores confusos. Nuestros jugadores ni
siquiera sabían en qué dirección atacar: nuestra portería o la suya. Nunca lo había visto antes. En fútbol, se supone que debes ir contra el rival, y no marcar a su favor", añadió.

Free counter and web stats